Ogum

Después de regresar de sus batallas victoriosas, luego de varios años de ausencia, llega a la primera ciudad construída y tuvo la impresión de que no lo reconocían, OGUM, cuya paciencia es poca, se enojo pues lo consideró una ofensa y comenzó a romper todo e incluso cortando cabezas de las personas más próximas hasta que su hijo apareció y le ofreció sus comidas predilectas. Cuando su hijo recordó que ese era un día sagrado y las personas no debían hablar por orden del propio OGUM.

El lamentó sus actos de violencia y declaró bajó la punta de su sable en dirección al suelo y desapareció tierra adentro con un gran estruendo antes de desaparecer, pronunció algunas palabras, palabras dichas por nosotros los hijos de OGUN, para aclamar en su defensa.

SUS HIJOS
Temperamento violento, impulsivos, peleadores, les cuesta perdonar, desconfiados, infieles, buena salud, idealistas.

Color: Azul
Día: Martes