:: Los Ángeles en el día a día
:: Quieres saber cual es tu ángel de la Guarda

En pleno siglo XX los ángeles están invadiendo nuestros corazones con cariño y mucha curiosidad. Debemos recordar que hace 2.000 años atrás estos seres especiales estuvieron presentes dando testimonios sobre la buena nueva de la venida del Mesías. Hoy es un tema de estudio en todo el mundo.

El materialismo parece triunfar, las personas se sienten huérfanas en relación a la religión, el estudio de los ángeles puede entregar una verdadera fuerza de la palabra Religión. Un regalo de los hombres a Dios.

De esta manera, unidos a una vibración superior todos podemos iluminar nuestro futuro. A través de la comunicación con el mundo angelical, conseguiremos obtener ayuda para que nuestra vida pasajera por la tierra sea vivida de la mejor forma posible. Para poder contactarse con su ángel esto depende del camino principal que le da la esencia a su vida, en busca de su encuentro espiritual.

El respeto que tenemos por los ángeles en la tierra fraternalmente debemos desenvolver sus semillas de amor y con el tiempo veras que el amor abrirá todas nuestras puertas. En primer lugar el amor por nosotros mismos lo que evitará que hagamos mal uso de nuestros dones. Después el amor fraternal con una total manifestación a nuestro mundo interior.

La Angelología es el tema más fascinante dentro de las ciencias esotéricas. Todo lo que se ha considerado un dogma se ha ido trasformando en dudas para después ser cuestionado. La Angelología esta basada en que Dios esta presente en todo y en todos principalmente dentro de las cosas más simples de la vida. Los ángeles representan la energía y la pureza del conocimiento de Dios. Cuando hablamos con los ángeles los asociamos a visiones bíblicas y a sus milagros. Según San Agustín, los ángeles poseen sus propias virtudes y direcciones usando solamente el nombre de Dios.

Los ángeles pueden manifestarse en los hombres a través de pensamientos e ideas, ya que son seres inteligentes. Ellos por la inteligencia y las buenas ganas de escoger todas las opciones más certeras. La inteligencia siempre lleva a la verdad y la verdad siempre hace bien.

Los hombres se equivocan porque sus conocimientos vienen por etapas.

Porque las personas creen en los ángeles. Ellos están en todas las religiones son seres iluminados y no llevan un control o registro de nuestros actos negativos por lo tanto no perdonan ya que no nos juzgan.

Los ángeles nunca nos abandonan, no tienen la necesidad de renacer a través nuestro y no sufren los efectos del tiempo. Ellos reconocen los cambios de nuestro sistema nervioso por el cambio de color de nuestra aura. Por eso ellos se quedan a nuestro lado dándonos toda su protección porque así no habría pérdidas ni dolores. Los ángeles tienen cierto horario para actuar sobre cada persona.

La palabra ANGELES viene del griego Ángelus que significa mensajero o emisario, eso quiere decir que los ángeles son los mensajeros de Dios.

LA ASCENCION DE LOS ANGELES.

La fascinación por los ángeles es tan remota como el sentimiento religioso de la humanidad. Su figura misteriosa, etérea ha sido inspiración de poetas, músicos cineastas, filósofos. Pero en algunas épocas ellos fueron tan desacreditados como la cigüeña así mismo entre las altas jerarquías católicas. Tanto fue así que en el catolicismo Holandés de 1966 pasaron a ser vistos como un elemento peculiar de la cultura antigua. Curiosamente mientras esto ocurría entre los teólogos de estas Iglesias los ángeles ganaron tanta popularidad que jamás gozaron en otras épocas. Los últimos años viene aconteciendo una vivencia angelical. En los Estados Unidos Gallup, después de una investigación revela que el 75% de los adolescentes creen en ellos, crean asociaciones y jornadas angelicales. En Italia fueron organizando varios seminarios sobre este tema celestial. En Brasil también huno una investigación donde se da a conocer que el 91% de la población de Sao Paulo y de Río de Janeiro creen en la protección de su ángel de la guarda. ¿Porque existe esta creencia?

LOS ANGELES Y LOS OBREROS DE DIOS.

Los ángeles eran llamados DAIMONES por los griegos, lo que significa también genios o seres sobrenaturales. En esta categoría encontramos los obreros de Dios gnomos y duendes (elemento tierra) hadas y silfos (elemento aire) salamandras (elemento fuego) y ondinas (elemento agua). El nombre Daimones, puede corresponder a la palabra Demonio como lo entendían los autores eclesiásticos. Esto despierta una gran curiosidad sobre el tema ya que los intereses religiosos hacen de todo para que esto no llegue a ser un acontecimiento popular principalmente en las Cruzadas, donde los textos y escrituras fueron eliminados en nombre de Dios. Los ángeles que protegen a los seres humanos son diferentes a los demonios que quedan fuera de nuestro control. Ellos son perceptivos a nuestros conocimientos más difíciles de mantenernos contentos, y hacen que sea posible entrar en su sintonía. Los silfos por ejemplo son elementos de aire que nos ayudan en dar a conocer nuestros recados. Por este motivo cuando queremos hacer un pedido escrito a los ángeles y quemamos un papel, soplamos sus cenizas (elemento fuego) y sentimos las ganas de andar para colocar las ideas en orden, como lo hacían los grandes filósofos. Utilizamos la fuerza de las ondinas (elemento agua) para nuestras emociones y los gnomos y duendes (elemento tierra) para la prosperidad.

Así como estamos presos en la tierra por la ley de gravedad y no podemos quedarnos en suspenso en el cielo los ángeles tienen dificultades para quedarse con nosotros en la tierra. Ellos se quedan con nosotros y la consistencia para su permanencia es la luz o energía de nuestra aura. De una forma más simple de decir es que el aura es para los ángeles lo mismo que el oxigeno es para nosotros.

Si estamos bien automáticamente será reforzada nuestra simpatía y presencia. Cuando estamos tristes o deprimidos nuestra aura disminuye y los ángeles no actúan dando fuerza a nuestro ángel contrario. Esto nos hace nos transforma en antipáticos. El ángel de la Guarda que no participa de nuestras tristezas, pide ayuda para que otro ángel resuelva nuestros problemas .Queda en sintonía con su ángel de la guarda y anula, neutralizas la fuerza del genio contrario. Con esto su vida va a prosperar, ya que Dios es Prosperidad y quiere que usted prospere también.

Cuando hacemos una oración nuestro ángel no escucha o siente el pedido. En ese momento nuestra aura cambia de color y eso hace que el comprenda. Cuando oramos nuestra aura se pone de color azul o verde .Y cuando abrazamos a una persona querida ella queda color de rosa lo que hace con certeza, nuestro ángel hace latir sus alas en un plano etéreo.